El Concepto

Próxima apertura: enero 2012

RAWSON, EL BARRIO DE CORTAZAR

Cruzando el Puente Julio Cortazar, se encuentra el Barrio Rawson, o Barrio Inglés; ubicado en el triángulo delimitado por las calles Tinogasta, Zamudio y Avenida San Martìn. Allí vivieron muchas personalidades que dejaron su impronta en la Historia de Buenos Aires y del Mundo. 

Entre ellos, se encuentran: Julio Cortázar, escritor (1914-1984); César tiempo, poeta, ensayista, autor teatral y guionista cinematográfico (1906-1980); Horacio Salgán, pianista, director, compositor, arreglador (1916); Gabriel Clausi, bandoneonista, director y compositor (1911); Pedro Lauga, cantor de la orquesta de Julio De Caro (1906-1979); Elsa Molina, considerada una de las 10 mejores concertistas de guitara del mundo; Héctor Marcó, intérprete, actor, compositor y director (1906-1987); Mario Gomila, autor, letrista, violinista, escribió tangos junto con Francisco De Caro (Falleció el 06/10/1960); Samuel Eichelbaum, dramaturgo, autor de "Un guapo del 900", "Un tal Servando Gómez", "Subsuelo", etc. (1894-1967); Jaime Kogan, director teatral, director del Teatro Payró; Torino, personaje del barrio, todos los días caminaba el barrio empujando un carro y voceando para la venta sus papas, cebollas, ajos, sandía y melones, vivia en Tinogasta a unas casas de la escuela Carmen Sonda de Pandolfini, entre muchos otros.




Julio Cortazar vivió junto a su madre María Herminia Descotte y a su hermana Memé en la apacible casa de la calle General Artigas 3246 (foto de arriba al centro)
El Barrio Rawson, tiene la típica fisonomía de un barrio inglés, pero sin embargo, aún se puede encontrar casas del Buenos Aires de principios del 1900, como la primer casa que se edificó en este barrio (foto de arriba a la derecha)

Muchos son los artistas que, además de habitarlo, llegaron a ilustrar la fisonomía de este pintoresco barrio.

El histórico Barrio Rawson, cuenta en su haber con una perla más: el tango: "Pequeño Triangulito" © Copyright

I

Eran casas iguales con jardines y arboledas;
Eran calles vacías y despertar tranquilo;
Eran puertas abiertas y juego en la vereda
Que mezclaba el murmullo de voces y de trinos.

Estaba el campo enfrente, extraña circunstancia,
Que daba a la ciudad un aire pueblerino;
Y estaba el buen vecino que siempre se acercaba
Cuando la luz se iba, a iluminar de nuevo cocinas y pasillos.

O el agua que inundaba las calles y las casas
Convocando a los grandes en el trabajo duro;
Convocando a los chicos en el gozo oportuno
De aventura y tormenta, de truenos y fantasmas.

II

Te nombro en este tango, pequeño triangulito
De sueños imposibles, patín y bicicleta.
De habitantes sensibles, artistas y poetas.
De Cortazar mezclado con Samuel y con César.
De cinceles y leños, acuarelas y óleos,
Bailarines, actores y algún que otro cantar.
De músicos inmensos: Clausi, Lauga, Molina,
Salgán, Marcó...y el verso
De don Mario Gomila
En este barrio extraño que esconde la ciudad.

III

Eramos todos hijos de todas las familias;
Teníamos muchos padres, tíos, primos, abuelas.
Y la visita diaria del carro del lechero;
Torino y sus cebollas y el grito del cartero.

De día mariposas y en las noches serenas
Hacer los farolitos con frascos y luciérnagas.
Aromas de limones, de tilos, de azucenas...
Verano, invierno, otoño...jardines y arboledas.

Y la siesta que deja pasar por la ventana
La música de aquél que ensaya la trompeta;
Y en las tardes urgentes de sangre alborotada
Los romances tempranos de alguna primavera

II BIS

Hoy seguís siendo mío, querido barrio Rawson.
¡Pequeño triangulito de sueños imposibles
que esconde la ciudad!
De habitantes sensibles, artistas y poetas,
De Cortazar mezclado con Samuel y con César.
De cinceles y leños, acuarelas y óleos,
Bailarines, actores y algún que otro cantar.
De músicos inmensos: Clausi, Lauga, Molina,
Salgán, Marcó...y el verso
De don Mario Gomila.
Y los nuevos que llegan a continuar la huella
Con cine, con estrellas,
Con Kogan en la esquina
Que está frente a "Rayuela".
Y habitantes sensibles, artistas y poetas
Con sueños imposibles que guarda la ciudad